Niños


 

 

¡Cuanto antes mejor! 

 

Nuestros chavales tienen entre 7 y 18 años.

Su Irish-buddy tendrá también esa edad.

 

 

Los niños son como esponjas

 

 

Para aprender inglés ser joven... es toda una ventaja. Oído permeable, innata capacidad para relacionarse, curiosidad, rapidez y cero complejos. Los niños absorben con la velocidad del rayo lo que al adulto le cuesta años de esfuerzo.


¡Cuanto antes, mejor! Nunca más volverán a tener la misma facilidad para aprender idiomas. De 7 a 18 años, la inmersión en familia constituye la mejor opción para desarrollar todo su potencial.