Ropa


 

Vaqueros, camisetas y un chubasquero ligero. Para los pies, zapatillas e incluso sandalias, que se puedan mojar. En Irlanda se viste casual y cómodo. Elije cosas muy combinables y sólidas que aguanten el paso por la secadora.

 

La ropa y accesorios son muy baratos. La calidad no es su fuerte pero vale para darse algún capricho. Lleva pocas cosas y deja espacio para los souvenirs.                    

 

Dales tu ropa para que te la laven pero ocúpate tú del orden.