Regla nº 2


 

 

 

 

 

"Su felicidad es tu felicidad" 

 

   

 

 

 

 


¡Esto no quiero, esto no me gusta!

En España es normal expresar disgusto. Si algo no nos gusta, enseguida nos quejamos. En Irlanda nunca son tan directos. No están acostumbrados a mostrar desagrado y nuestra franqueza les desarma. ¡Se les baja el alma a los pies! Intenta ser agradecido, recuerda que ellos tienen puestas todas sus ilusiones en ti y que se pondrán muy contentos si te ven contento.