Comida



La comida principal es la cena, entre las 6 y las 7 pm aunque los horarios son flexibles en verano. El resto de las comidas son más informales, entre el desayuno y la cena, cualquier hora es buena para tomar un tentempie y el chocolate y las golosinas son parte de la dieta.

 

En Irlanda, no hay tantas frutas, verduras y legumbres como en la dieta mediterránea. Sin embargo, la leche es fresca, los yogures y helados son muy cremosos. La carne de ternera, los huevos y las patatas también son muy buenos.

 

Los niños españoles echarán de menos el pan y el jamón serrano pero enseguida se harán a las beans y salchichas del desayuno, raro pero delicioso. También las barbacoas, las sopas y no digamos las tartas de fruta les gustarán mucho

 

Algunos platos típicos españoles son la paella y la tortilla de patata. Cuidado pequeños cocineros porque la paella es imposible de hacer sin arroz redondo y el marisco fresco es muy caro e inusual. Si quieres quedar muy bien, opta por la spanish omelette. Las patatas son excelentes pero recuerda que necesitarás aceite y algo para dar la vuelta  a la tortilla.